Fundación Nissan impulsa educación en México construyendo escuelas

La Fundación de Distribuidores Nissan, en colaboración con la Asociación Nacional de Distribuidores de Automóviles Nissan (ANDANAC), continúa implementado su programa de responsabilidad social enfocado en la construcción y mantenimiento de escuelas primarias públicas en comunidades de alta marginalidad en México. Este programa, iniciado en 2001, ha tenido un impacto significativo en la educación de miles de niños de recursos limitados en el país.

 

Fundación de Dsitribuidores Nissan
Foto: Fabiola Hidalgo

 

Kurt Aschentrupp, director de ANDANAC y de la Fundación de Distribuidores Nissan, destacó que la organización ha invertido más de MXN $400 millones en la construcción de 115 escuelas a lo largo de 23 años. Este año, planean construir seis escuelas adicionales, con una inversión estimada de 35 millones de pesos, y realizar remodelaciones en otras ocho.

 

“El futuro de México depende de una educación de calidad. Nuestro objetivo es proporcionar un entorno educativo digno y adecuado para los niños de comunidades marginadas, asegurando que tengan acceso a instalaciones limpias y bien mantenidas”, comentó Aschentrupp durante un encuentro con medios de comunicación. 

 

Aula muestra de las escuelas construidas por Fundación de Distribuidores Nissan
Foto: Fabiola Hidalgo

 

El programa ha extendido su impacto a 29 de los 32 estados de la República Mexicana, beneficiando a aproximadamente 55,000 alumnos anualmente. Sin embargo, aún quedan tres estados por cubrir: Zacatecas, Baja California Sur y la CDMX. La Fundación enfrenta desafíos en estas áreas debido a dificultades logísticas y administrativas, pero continúan trabajando para superar estos obstáculos.

 

Georgina Pons, empresaria y consejera de la Fundación, enfatizó que la educación es el pilar fundamental para un México más próspero y justo. “Estamos comprometidos con la construcción y equipamiento de escuelas primarias públicas en localidades de alta marginalidad, con el fin de proporcionar un entorno digno y adecuado para la educación de nuestros niños”, afirmó Pons.

 

La Fundación trabaja en estrecha colaboración con el gobierno, federal y municipal, para la donación de terrenos y la construcción de las escuelas. Posterior a la donación de terrenos por parte del gobierno, la Fundación se encarga de la construcción y el mantenimiento inicial de las instalaciones. Este modelo de colaboración ha permitido la construcción de escuelas en áreas donde antes no existían instalaciones educativas adecuadas.

 

Miguel Zapata, consejero de la Fundación, explicó que el mantenimiento y la remodelación de las escuelas es una tarea continua. “Los niños son de alto mantenimiento, y las instalaciones sufren un desgaste considerable. Nos aseguramos de darles una manita de gato periódicamente para mantener un ambiente digno y adecuado para su educación”, señaló.

 

El programa de responsabilidad social de Nissan no sólo se centra en la construcción de infraestructuras educativas, sino también en el desarrollo integral de las comunidades. Las escuelas construidas son de alta calidad, con baños limpios y completos, y espacios bien ordenados y funcionales. Este enfoque no sólo mejora la educación de los niños, sino que también eleva su calidad de vida y les proporciona un entorno que fomenta el aprendizaje y el desarrollo personal.

 

La Fundación ha visto resultados tangibles en las comunidades donde opera. Algunos exalumnos de las escuelas construidas por la Fundación ya están trabajando en las agencias de Nissan, demostrando el impacto positivo y duradero del programa.

 

Georgina Pons, consejera de la Fundación de Distribuidores Nissan
Foto: Fabiola Hidalgo

 

Cabe señalar que el programa se financia, en parte, con cada venta de vehículos Nissan en el país, demostrando que el éxito empresarial puede ir de la mano con la responsabilidad social. La Fundación busca que más personas conozcan y apoyen esta iniciativa, y está abierta a la colaboración con otras empresas y entidades para expandir su alcance y continuar su labor en pro de la educación.

 

En conclusión, la Fundación de Distribuidores Nissan está comprometida con transformar la educación en México, proporcionando instalaciones de calidad en comunidades necesitadas y asegurando que cada niño tenga la oportunidad de aprender en un entorno digno y adecuado. Este esfuerzo conjunto entre la empresa privada y el gobierno es un ejemplo de cómo la colaboración y la responsabilidad social pueden generar un impacto significativo y duradero en la sociedad.

Version Digital NEO

Revista NEO 296

 


Recibe las noticias mas relevantes de marketing y negocios
INFLUENCER MARKETING

 

ifahto