Más oportunidades para madres que trabajan

Por Pablo Andrés Álvarado Cordero, CEO de Jelou


El Día de la Madre es una fecha especial para honrar y reconocer el papel fundamental que las madres desempeñan en nuestras vidas y en la sociedad en general. Es un momento para celebrar su amor incondicional, su sacrificio y su dedicación. Sin embargo, también es una oportunidad para reflexionar sobre los desafíos que enfrentan muchas madres, especialmente en el ámbito laboral.

Women
Imagen: Freepik

 

En México, como en muchos otros lugares del mundo, las mujeres continúan luchando por la igualdad de oportunidades en el mundo laboral. Aunque se han logrado avances significativos en los últimos años, todavía persisten barreras que limitan el pleno potencial de las madres mexicanas en el ámbito profesional.

En un contexto donde siete de cada diez mujeres que forman parte del mercado laboral son madres, resulta alarmante constatar que estas mujeres enfrentan condiciones laborales precarias en comparación con aquellas que no tienen hijos. Según datos reveladores, el 58% de las madres trabajan en la informalidad, una cifra que supera significativamente al 50% de mujeres sin hijos en la misma situación. Esta disparidad implica un acceso limitado a la seguridad social, incertidumbre jurídica y, lamentablemente, la percepción de ingresos menores.

El sacrificio que conlleva el rol de cuidadora, tan fundamental para el desarrollo humano, choca frecuentemente con las exigencias del mercado laboral. La realidad es que menos de la mitad de las madres se encuentran empleadas o en búsqueda de empleo, evidenciando las dificultades para conciliar ambas responsabilidades. Además, de acuerdo con la misma fuente, tener más hijos parece traducirse en una menor participación económica, una realidad desalentadora que revela que solo el 27% de las madres con cinco hijos o más están activas en el mercado laboral.

Es imperativo reconocer además que en el mercado laboral mexicano, las mujeres, en general, enfrentan una mayor probabilidad de trabajar en la informalidad que los hombres. Sin embargo, esta probabilidad se incrementa aún más si son madres, aumentando de manera proporcional al número de hijos que tienen. Esta inequidad es aún más pronunciada cuando observamos que la informalidad laboral afecta al 84% de las mujeres con cinco hijos o más, una cifra que refleja la urgente necesidad de políticas que aborden esta problemática de raíz.

Resulta evidente que las desigualdades de género que se gestan dentro del hogar se reflejan directamente en el mercado laboral. Es hora de reconocer el valor del trabajo de las madres no solo en el ámbito doméstico, sino también en el económico y social. Para eso, es necesario promover políticas públicas que garanticen la igualdad de oportunidades laborales para las mujeres, sin importar su condición de madres, y que faciliten la conciliación entre la vida laboral y familiar. Solo así podremos honrar verdaderamente el amor y el esfuerzo de todas las madres en su día, brindándoles el reconocimiento y el apoyo que merecen.

El 2022 fue proclamado como el "Año de las Mujeres Emprendedoras y Empoderadas", un reconocimiento importante del papel crucial que desempeñan las mujeres en la economía y la sociedad en general. Sin embargo, este reconocimiento debe ir acompañado de acciones concretas para crear un entorno laboral más inclusivo y equitativo para las madres.

Existen soluciones que -a través de la tecnología- promueven el trabajo a distancia generando una cultura de oportunidades más accesibles para aquellas que batallan con el tiempo. Jelou, por ejemplo, es una de las plataformas que, usando la innovación, buscamos hacer más fácil la inserción laboral de las mujeres que son madres, y que por esto mismo suelen atender mil cosas a la vez. En nuestro caso, apelamos a la IA no para reemplazarlas, sino para ayudarlas a responder de manera más rápida y efectiva, sin perder el toque humano. 

Por último, es importante reconocer y valorar el trabajo no remunerado que realizan las madres en el hogar. Este trabajo, que incluye cuidar de los hijos, realizar tareas domésticas y apoyar a la familia, no siempre se reconoce como un trabajo válido, pero es fundamental para el bienestar de la sociedad en su conjunto.

En este Día de la Madre, debemos reflexionar sobre cómo podemos abrir el mundo laboral para las madres de México. Reconozcamos su valioso aporte a la economía y la sociedad, y trabajemos juntos para crear un futuro más igualitario y justo para todas las mujeres, tanto en el trabajo como en el hogar.
 

Version Digital NEO

Revista NEO 295

 


Recibe las noticias mas relevantes de marketing y negocios
machine

 

SMW