Mamás empresarias: retos, mitos y oportunidades

Por: Susana San Román, directora de estrategias digitales de Colocando Ideas agencia de comunicación 360

Te voy a contar 6 lecciones que he aprendido durante estos 6 años de maternar a mi hija y a mi empresa al mismo tiempo ¿Fue dificil? Yo lo llamaría retador y lleno de nuevos caminos.

Mamás
Imagen: cortesía de la autora

 

1.    Siempre puedes MÁS

Imagina no dormir más de 3 horas seguidas durante 1 año entero y tener que seguir con el mismo ritmo en tu vida empresarial, atendiendo clientes, generando ideas, implementando estrategias y además aprendiendo a delegar todo lo que tú hacías ya que ahora tienes entre manos un proyecto mágico y aterrador que depende 100% de ti y que es un hij@.

Pero así cuando crees que agotaste todas tus fuerzas, te das un baño con agua fría y tu cuerpo y mente regresan a ti llenos de energía y de ideas, listos para un día de oficina y de CREAR. Al estar inmersa en estos proyectos y juntas, me fui recuperando a mi misma, reafirmando mi identidad profesional y mi valía ¡Era capaz de ser mamá y disfrutarlo al máximo y ahora no solo era la mamá de Valentina, conservaba mi puesto y mi capacidad de directora de Estrategias Digitales!

Cuando sientas que todo se cae, que se rompe, que no tienes energías, toma un momento, date un baño, camina, desconéctate y recuerda que SIEMPRE PUEDES MÁS SI TIENES EL MOTIVO CORRECTO.

2.    Negociación 
Cuando tu hijo ya razona, habla y expone sus pensamientos comienza la negociación. La primera vez que me di cuenta de que mi hija era capaz de plantear su opinión y desafiar mi instrucción fue un balde de agua fría, cómo una niña de 3 años me decía eso (estos niños ya no son como antes hubiera dicho mi mamá), pero, al contrario, me alegré ya que ella estaba segura de su postura y entramos a NEGOCIAR, siempre dentro de los límites claros que las 2 conocíamos y con mucho amor y respeto. 

Ahora la negociación siempre está presente en mi maternidad y los skills de mi hija que con 6 años es una profesional de vender sus ideas y planes, aunque a veces no logra su objetivo, es resiliente y regresa a trabajar su speech y volvemos a empezar (esto me ha ayudado mucho con los clientes).

Este skill de negociar DEBE estar presente en la vida de las empresarias y de los profesionistas, me he enfrentado a personas que me piden un aumento de sueldo solo porque llevan cierto tiempo en la empresa… sin siquiera preparar su argumento y demostrarme qué pueden ellos hacer más si tuvieran mayor salario o prestaciones ¡Negocía siempre con un plan y entendiendo que debemos dar algo a cambio y comprometernos a lograrlo! 

3.    Capacidad de Sorprenderme
Regálate estar presente en cada momento, desde que mi hija comenzó a comer, se quedaba absorta viendo los árboles, hoy 6 años después sigue maravillándose cuando los árboles “bailan para ella y con ella”.
Suelta el celular y sal a vivir (después de leer este artículo). 

La primera vez que logró brincar rampas en su bicileta su cara se lleno de soprpresa, orgullo y logro, regresó a casa y por más de 1 hr no dejó de correr, brincar y gritar que lo había logrado ¿Cuándo fue la última vez que te sentiste así? RÉTATE y SORPRÉNDETE a ti mismo.

4.    Confiar en los demás 

Siempre he pensado y dicho que Colocando Ideas fue mi primer bebé y cuando llegó Valentina tuve que soltarlo a unas manos capaces, entrenadas y comprometidas para cuidar a mis clientes por mi. 
Atención empresarias, para que tu negocio crezca, debes delegar, pero antes debes construir equipos sólidos, comprometidos y tener procesos.

Regálate esta experiencia (primero tú): pide a tus managers que escriban en un papel el nombre de la persona que podría ocupar su puesto, solo si lo tienen claro podrán buscar crecer. 

5.    Redes de apoyo 

No soy super woman y hasta ella pedía ayuda a los otros súper héroes.  En México, 7 de cada 10 mujeres son madres y todas necesitamos ayuda.  Tener cerca a la familia, amigos, esposo / pareja. No solo para cuando el bebé se enferme, si no para compartir experiencias, aprender de las otras, distraerte y sentirte tú misma ¡estar con tu tribu reafirma tu identidad! 

Manten cerca a tu pareja, esa es la primer red de apoyo a la que debes acceder, luego ya vendrán las nuevas amigas mamás que harás en las escuelas de tus hijos o en visitas al parque.

¿Cómo impactan en tu empresa las redes de apoyo?  Tus colaboradores son tu red de apoyo para lograr los compromisos de los clientes y que tu empresa es su red de apoyo económicamente y muchas veces anímicamente ¡CUIDARSE, ESCUCHARSE, RESPETARSE Y APOYARSE es un must! 

PD. Si buscas una red de empresarias, búscame en LinkedIn, soy Directora de Comunicación en AMMJE CDMX y ser parte de esta asociación me regaló el privilegio de ser parte de una gran tribu. 


6.    Manejo de agenda y eficiencia

Cuando nació mi hija diseñé una nueva vida, una que pudiera empatar los 2 mundos, estar presente en su vida y no dejar mi empresa (a mi trabajar me hace muy feliz). Aprendí a ser más eficaz y organizar mi tiempo para lograr las 2 cosas ¿Prefieres trabajar 10 hrs y no avanzar o trabajar 5 y tachar las tareas de tu postit? 

Muchos me han preguntado: ¿Cómo puedes con la empresa, tu hija, el master, AMMJE, dar conferencias y  además ser esposa? Haciéndolo y diseñando el tiempo. 
¿Te doy un consejo? Es tiempo de ver hacía dentro y si volteamos hacía afuera, que sea para inspirarnos - aprender y recordar que sí podemos.

Es un gran momento para ser mujer, mamá y empresaria con todo y todo.
 

Version Digital NEO

Revista NEO 294

 


Recibe las noticias mas relevantes de marketing y negocios
machine

 

informes