5 Pasos para democratizar la bancarización en México

 

Por: José Trejo*

Sin duda, la democratización del pago de servicios (impuestos, luz, agua, internet, teléfono, entre otros) y la bancarización en México es crucial para promover la inclusión financiera y mejorar la calidad de vida de millones de mexicanos.


5 Pasos para democratizar la bancarización en México
5 Pasos para democratizar la bancarización en México
 

Según datos de la Asociación de Bancos de México (ABM), 53 % de los adultos en México no posee una cuenta bancaria y siete de cada diez personas no tienen acceso al crédito, mientras que cifras de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) señala que uno de cada cuatro mexicanos carece de internet, teléfono celular y computadora, por lo que avanzar en la bancarización y facilitar el acceso a servicios financieros puede tener un impacto significativo en la economía y la reducción de la pobreza.

A continuación, comparto cinco pasos para democratizar el pago de servicios y la bancarización de la población mexicana de manera sólida y sostenible en el tiempo:

1. Implementar Programas de Educación Financiera

La educación financiera es fundamental para que las personas comprendan los beneficios de los servicios bancarios y cómo utilizarlos de manera efectiva.

Según el estudio “Iniciativas Privadas de Educación Financiera en México: Oferta, Demanda y Oportunidades de Mejora”, realizado por Nacional Monte de Piedad en alianza con el Centro de Estudios de Competitividad del Instituto Tecnológico Autónomo de México, 67% de la población se encuentra en una situación crítica por tener rezagos en aspectos específicos de educación financiera (conocimiento, comportamiento, planeación y uso de los servicios financieros).

En este contexto, será primordial trabajar con el gobierno y ONGs para realizar campañas de sensibilización a nivel nacional para educar a la población sobre la importancia de la bancarización y el uso de servicios financieros en zonas rurales y urbanas, así como integrar la educación financiera en los planes de estudio escolares para que los niños y jóvenes adquieran estos conocimientos desde temprana edad.

2. Mejorar la Infraestructura Financiera 

Este punto es esencial para facilitar el acceso a servicios bancarios y de pago de servicios. En 2023, datos de la CNBV mostraron que 84.2% de los municipios de México tenían cobertura de al menos una sucursal, un cajero automático o un corresponsal.

Estás son buenas noticias, por lo que en el futuro próximo será clave incrementar la cobertura con más sucursales (físicas y digitales), cajeros automáticos y corresponsales bancarios en tiendas locales, especialmente en regiones remotas, así como fortalecer el uso de la banca electrónica y la banca móvil.

3. Promover la Digitalización de Servicios Financieros

La digitalización de los servicios financieros es clave para aumentar la inclusión financiera. Según la consultora Statista, en México los pagos móviles han crecido un 662.5% en los últimos cinco años y se estima que para 2025 el valor de dicho tipo de transacciones se acerque a los US$25.7 millardos.

Ante este panorama, será necesario fomentar el uso de apps de banca móvil, digitalizar los pagos gubernamentales e impulsar la colaboración con compañías Fintech.

 4. Reducir los Costos de los Servicios Financieros

Los altos costos de los servicios bancarios son una barrera significativa para la bancarización, por lo que será necesario que las instituciones financieras den transparencia en tarifas y comisiones, además de facilitar a los consumidores la comparación de opciones.

Otro punto será impulsar las cuentas básicas sin costo que permitan a los usuarios realizar transacciones esenciales sin incurrir en cargos adicionales.

5. Fortalecer la Confianza en el Sistema Financiero

La desconfianza en las instituciones financieras es otro obstáculo importante, por lo que será necesario fortalecer las leyes y regulaciones que protegen a los usuarios de servicios financieros, asegurando que sus derechos estén garantizados.

También, se requiere mejorar el servicio al cliente y lanzar campañas de comunicación que resalten los beneficios de la bancarización y muestren historias de éxito de personas que han mejorado su vida gracias a los servicios financieros.

Al implementar estos cinco pasos, se podrá avanzar hacia la reducción de la pobreza, impulsar el crecimiento económico, fortalecer la transparencia y seguridad de los usuarios de servicios financieros, aumentar la facilidad y comodidad de realizar transacciones desde cualquier lugar y en cualquier momento, así como promover la inclusión social.

De esta manera, con la colaboración de iniciativa privada, banca, gobierno y academia, los beneficios de estos esfuerzos no solo mejorarán la calidad de vida de los ciudadanos, sino que también impulsarán el crecimiento económico y la estabilidad social del país.

 

 

*José Trejo es CEO de Pagaquí

 

Version Digital NEO

Revista NEO 296

 


Recibe las noticias mas relevantes de marketing y negocios
INFLUENCER MARKETING

 

ifahto